Posteado por: ignaciopeman | febrero 25, 2011

reseña biográfica

Ford Madox, (18731939) se  educó en un ambiente artístico tanto por parte de padre como de madre y él mismo pronto se inició en la literatura.   Tenía 41 años cuando al empezar la guerra ya era un conocido escritor en los medios ingleses  por su  novela Good Soldier. Escribió en solitario y en compañía de escritores  reconocidos como Conrad; amigo de Pound, Joyce o Stern,  fundó revistas antes – English Review-  y después de la guerra en Francia –The Transatlantic Review a dónde se trasladó tras la guerra hasta su muerte a la edad de 65 años.

 Ford fue un hombre  anárquico que tuvo muchos detractores, mujeriego a pesar de su escaso atractivo físico y según dicen tramposo y embustero. Colaboró en los inicios con el Departamento de Propaganda durante la guerra  y posteriormente fue enviado al frente donde   participó en la batalla de Somme. Es un caso claro de cómo la guerra  iluminó en muchos su dormida vocación poética pues también él sólo escribió poesía durante la guerra.

 Lo sorprendente de este hombre vivo e inteligente fue que a pesar de ser fundamentalmente un escritor de prosa escribiera este poema que, según TS Elliot, fue el único buen poema con el objeto de la guerra. Yo no creo que fuera el único bueno pero sí que creo que es realmente bueno. La fuerza de sus imágenes, sus cambios de ritmo, le han permitido sobre todo –creo yo- no pasar de moda, lo cual no es poco en literatura.

 Ignacio Pemán Gavín

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: