Posteado por: ignaciopeman | febrero 27, 2011

Dulce et decorum est

DULCE ET DECORUM EST . Owen

Bent double, like old beggars under sacks,
Knock-kneed, coughing like hags, we cursed through sludge,
Till on the haunting flares we turned our backs
And towards our distant restbegan to trudge.

Men marched asleep. Many had lost their boots
But limped on, blood-shod. All went lame; all blind;
Drunk with fatigue; deaf even to the hoots
Of tired, outstripped Five-Nines that dropped behind.

Gas! Gas! Quick, boys! –  An ecstasy of fumbling,
Fitting the clumsy helmets just in time;
But someone still was yelling out and stumbling,

And flound’ring like a man in fire or lime . . .

Dim, through the misty panes and thick green light,
As under a green sea, I saw him drowning.

In all my dreams, before my helpless sight,
He plunges at me, guttering, choking, drowning.

If in some smothering dreams you too could pace
Behind the wagon that we flung him in,
And watch the white eyes writhing in his face,
His hanging face, like a devil’s sick of sin;

If you could hear, at every jolt, the blood
Come gargling from the froth-corrupted lungs,
Obscene as cancer, bitter as the cud 

Of vile, incurable sores on innocent tongues,

My friend, you would not tell with such high zest
To children ardent for some desperate glory,
The old Lie; Dulce et Decorum est
Pro patria mori.

———————————————

DULCE ET DECORUM EST . Owen/traducción Ignacio Pemán
 
Doblados como mendigos bajo el peso de las mochilas,
las rodillas juntas, tosiendo como viejas
maldiciendo a través del  yodo,
hasta llegar a  los fuegos artificiales y dar la vuelta
 hacia nuestro lejano descanso con  cansino  paso.
 
Los hombres marchaban adormilados. Muchos habían perdido sus botas
Andaban cojeando, manchados de sangre. Todos lisiados, todos ciegos;
borrachos de fatiga, sordos incluso al estruendo
de las granadas del calibre 5.9 que fuera de su alcance 
caían detrás de ellos.
 
Gas, Gas, rápido, chicos!- Un éxtasis de cuerpos caídos
Ajustándose los torpes cascos justo a tiempo;
Pero alguien todavía estaba gritando y tambaleándose
Y agitándose como un hombre rodeado de fuego o de cal
Oscuro, a través de los cristales empeñados y la luz verde espesa
como bajo un mar verde; Le vi ahogándose.
 
En todos mis sueños, ante mi vista impotente
Aparece lanzándose sobre mi, gimiendo, sofocado, ahogándose.
 
Como si en algún sofocante sueño pudiera caminar
Detrás del vagón donde le  abandonamos
Y observo los blancos ojos serpenteando en su cara
Su cara colgando, como un demonio  enfermo de culpa.
 
 Si pudieras oír, cada golpe, la sangre
En forma de gárgaras de  espuma corrupta
que llega desde los pulmones
Obscena como el cáncer y amarga como regurgitante hierba
 
De  repugnante, incurable, dolor de inocentes lenguas
 
Amigo mío, no  les contarías con tanto entusiasmo
A los chavales ardientes de alguna gloria  trasnochada
La vieja mentira; dulce et decorum est
Pro patria mori
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: