Posteado por: ignaciopeman | febrero 27, 2011

Reseña biográfica

 

Frederick William Harvey (26 de marzode  1888 – 13 de Febrero 1957), compañero de colegio de Ivor Gurney en Glucestershire y en Rossal School, puso música a alguno de sus poemas. También fue un claro ejemplo de poeta de guerra en la medida en que su vocación  poética   se limitó a este período.   Tras la guerra dedicó su vida en Yorkley -como Abogado- a defender causas sociales y veteranos de guerra sin posibilidades. 

Harvey tenía 26 años cuando empezó la guerra y se alistó de forma voluntaria, fue un valiente soldado por lo que recibió alguna medalla de reconocimiento y, como  no muchos, sobrevivió a la batalla de Somme. Pero en Agosto de 1916 fue capturado por las tropas alemanas mientras se encontraba en una misión de reconocimiento tras las líneas enemigas, y llevado a un campo de concentracion tras otro,  en los que transcurrió el resto de la guerra.  

El libro de JM Parsons – Men Who March Away- cita a Harvey del que  incluye el poema Prisoners que no puede ser más expresivo de su propia condición como soldado cautivo de los alemanes y al que el propio Parsons considera “the best poem on its subject that I know”.

Me llamó la atención en  FW Harvey,  su condición de  prisionero de los alemanes –conoció hasta siete campos de prisioneros- pues le otorga el discutible honor de ser el  único poeta por mi conocido en haber divisado  el campo de batalla desde esta particular posición. No ha dejado de resultarme menos curioso saber que el poemario escrito durante su estancia en el campo de prisioneros fue publicado gracias a las gestiones del propio  comandante del campo, que le  permitió enviar a Londres el material escrito para su publicación. Y en fin, su literatura  nos ofrece un ejemplo  sobre los viajes inescrutables que se produjeron en el siglo XX pues  su poema The Ducks –le gustaban los temas que le alejaban de su realidad-. escrito también en su condición de prisionero alemán  fue  objeto de traducción y estudio por parte de   los  alumnos alemanes en los colegios de bachillerato durante la segunda guerra mundial . No es imposible  que el capturador  de nuestro Harvey fuera el padre de alguno de aquellos alumnos que recitaban alegresFrom troubles of the world I turn to ducks” .

Al parecer, su poesía fue una verdadera evasión de  la presión vivida, en el que según todos los comentarios con frecuencia aparece el recuerdo de su casa y de su Glucestershire natal,  su alto concepto de la camaradería y  un fino sentido  de humor . El poema “Prisioners” se aparta de este mirada y más bien se detecta  una cierta amargura propia de quien  mira directa y claramente  el mundo que le rodea. Sí que aparece su alto valor de la amistad aún con un importante matiz: habla de  camaradería y no de  amistad, en su relato son camaradas y no amigos.

Hombre de espíritu alegre, y receptivo a los problemas humanos, ejerció, como he dicho,  de Abogado en su Gluscester natal siempre muy de cerca e los marginados y necesitados donde murió un 13 de febrero de 1957. En su  mirada no exenta de bondad, la expresión de la boca un tanto oblicua deja entrever la expresión de quien conoce los matices de la vida.

Ignacio Pemán

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: