Posteado por: ignaciopeman | febrero 27, 2011

poesía traducida

RAIN

Rain, midnight rain, nothing but the wild rain
On this bleak hut, and solitude, and me
Remembering again that I shall die
And neither hear the rain nor give it thanks
For washing me cleaner than I have been
Since I was born into this solitude.

Blessed are the dead that the rain rains upon:
But here I pray that none whom once I loved
Is dying tonight or lying still awake
Solitary, listening to the rain,
Either in pain or thus in sympathy
Helpless among the living and the dead,
Like a cold water among broken reeds,
Myriads of broken reeds all still and stiff,
Like me who have no love which this wild rain
Has not dissolved except the love of death,
If love it be for what is perfect and
Cannot, the tempest tells me, 
disappoint.

 January, 1916

—————————————————-

LLUVIA

 Lluvia, lluvia a medianoche, nada sino la salvaje lluvia

Sobre esta lóbrega cabaña, y la soledad, y yo

Recordando de nuevo que  mataré

Y ni  oigo la lluvia ni le doy las gracias

Por lavarme y estar   más limpio que nunca

Desde que nací en esta soledad.

Bendito son los muertos que la lluvia inunda

Pero aquí ruego para que nadie a quien alguna vez amé

Esté muriendo esta noche o yaciendo todavía despierto

Solitario, oyendo la lluvia,

O por dolor o por simpatía

Sin esperanza entre el vivo y la muerto

Como agua fría entre juncos partidos

Miríadas de juncos partidos todos agarrotados y silenciosos

Como yo que no amo esta rabiosa lluvia

Nada ha disuelto excepto el amor a la muerte,

Si lo amas es por su perfección y

No puede, la tempestad me dice,

Defraudar

Traducción Ignacio Pemán Gavín

————————————————————————–

Lluvia Traducción José María Navarro Viñuales

Lluvia, tan solo la lluvia furiosa a medianoche

Descargando sobre esta lóbrega choza,

Y yo, en mi soledad, recordando de nuevo que moriré

Y que cesaré de oír la lluvia y ya no podré agradecerle

Que me vaya limpiando hasta dejarme más puro

Que lo que nunca estuve desde que comenzó este horror.

 

Benditos sean los muertos que la lluvia empapa:

Rezo ahora par que nadie a quien yo amo muera esta noche

O yazca insomne y angustiado, escuchando caer las gotas,

Mientras que el dolor o el afecto desesperanzado que siente,

Tanto por los vivos como por los muertos, anega a unos y a otros

Como un lecho de agua fría a los juncos quebrados,

A miríadas de juncos quebrados, rígidos e inmóviles,

Como yo mismo, hastiado de esta lluvia salvaje que ha disuelto todos mis amores,

 Salvo el amor a la muerte.

 Pero, me dice la tempestad, ese amor es perfecto,

Y no va a defraudarme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: