Posteado por: ignaciopeman | marzo 2, 2011

poesía traducida

The deserter Winifred Mary Letts

There was a man, – don’t mind his name.
Whom Fear had dogged by night and day.
He could not face the German guns
And so he turned and ran away,
Just that- he turned and ran away,
But who can judge him, you or I?
God makes a man of flesh and blood
Who yearns to live and not to die.

And this man when he feared to die
Was scared as any frightened child,
his knees were shaking under him,
His breath came fast, his eyes were wild,
with throbbing heart and sobbing breath.
But oh! it shames one’s soul to see
A man in abject fear of death.

But fear had gripped him, so had death;
His number had gone up that day,
They might not heed his frightened eyes,
They shot him when the dawn was grey,
He stood there in a place apart,
The shots rang out and down he fell,
An English bullet in his heart.
An English bullet in his heart!
But here’s the irony of life,-
His mother thinks he fought and fell
A hero, foremost in the strife.
So she goes proudly; to the strife
Her best, her hero son she gave.
O well for her she does not know
He lies in a deserter’s grave

 —————————————————–

The deserter Winifred Mary Letts

Traducción Ignacio Pemán

Había un hombre, – no  importa su nombre.

A quien el miedo había perseguido  noche y  día.

No pudo enfrentarse a los cañones alemanes

Y así dio media vuelta y huyó,

Solo eso -se volvió y huyó,

Pero, ¿quién puede juzgarlo, tu o yo?

Dios crea  un hombre de carne y hueso

Que anhela vivir y no morir.

Y cuando este hombre tuvo miedo de morir

El miedo de  cualquier niño asustado,

Sus rodillas temblaban bajo sus hombros

Su respiración era rápida, sus ojos  salvajes,

con el corazón palpitante y la respiración entre sollozos.

Pero, ¡oh! que vergüenza para cualquiera ver

Un hombre sometido al vil pánico de la muerte

Pero dominado por el miedo, así había muerto;

Su número  había  tocado  ese día,

Ellos pudieron  no fijarse en sus asustados ojos,

Le dispararon bajo el grisáceo alba,

Se quedó en un lugar aparte,

Sonaron los disparos y cayó,

Una bala  inglesa en su corazón.

Una bala inglesa en su corazón!

Pero aquí está la ironía de la vida, –

Su madre cree que luchó y cayó

Un héroe, el más importante  de la guerra

Así que ella va con orgullo; a la guerra

Su mejor, su heroico hijo  dio.

O bien para que ella no sepa

Que él se encuentra en la tumba de un desertor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: