Posteado por: ignaciopeman | mayo 13, 2014

reseña

 

Thomas Hardy (2 June 1840 – 11 January 1928), era ya un laureado escritor de 74 años al empezar la primera guerra mundial. T. Hardy vivió lógicamente la guerra desde la retaguardia lo que no impidió que la sintiera como propia como lo demuestra la publicación de  los libros poemas en el año  Satires of Circumstance (1914)Moments of Vision (1917) Collected Poems (1919) Late Lyrics and Earlier with Many Other Verses (1923) que tuvieron como referencia tanto la Guerra de los Boer como la primera guerra mundial.

En gran parte autodidacta, arquitecto y escritor, relator de una sociedad rural y victoriana,  más conocido en su momento como novelista que como poeta, la poesía de Thomas Hardy es reconocida hoy día por su gran influencia en la poesía de guerra; el pesimismo sobre aquella generación , la irónica mirada sobre el sinsentido de la guerra, supuso ya en su momento una transformación del sentimentalismo victoriano y hoy día se reconoce su relevancia por  su influencia sobre otros poetas como Siegfried Sassoon, Wilfred Owen, y Edmund Blunden

En el poema aquí traducido “The Man He Killed,”  Thomas Hardy nos transmite la voz de  un soldado en medio de la batalla, describe de forma coloquial el encuentro cara a cara del enemigo, la situación límite frente a una persona con la que se saludaría o incluso se invitarían a una cerveza y que el teatro de la guerra le obliga de matarle sin más explicación. El conjunto de azares que les han podido llevar al encuentro en medio del  campo de batalla, introduce una mirada irónica que no deja duda sobre la  falta de sentido del conjunto de la acción.  Moderno para su tiempo  -nos dice Andrew P. Ciotola- la carrera de Hardy estuvo marcada por una lucha emocional entre el optimismo de los positivistas victoriano y su propio sentido de determinismo científico. Hardy and the Poets of World War Class of 1996 Gettysburg College.

La imagen, es nueva en este blog pero la mirada fija entre dos enemigos, la vacuidad y extrañeza ante el hecho de matar cara a cara, se habrá repetido de forma incesante  en los campos de batalla pues no es difícil imaginar a muchos soldados  perplejos de matar a un desconocido sin mediar palabra.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: