Posteado por: ignaciopeman | octubre 13, 2014

Outward Bound

Outward Bound/ Nowall Oxland

There’s a waterfall I’m leaving
Running down the rocks in foam,
There’s a pool for which I’m grieving
Near the water-ouzel’s home,
And it’s there that I’d be lying
With the heather close at hand,
And the Curlew’s faintly crying
‘Mid the wastes of Cumberland.

While the midnight watch is winging
Thoughts of other days arise.
I can hear the river singing
Like the Saints in Paradise;
I can see the water winking
Like the merry eyes of Pan,
And the slow half-pounders sinking
By the bridges’ granite span.

Ah! To win them back and clamber
Braced anew with winds I love,
From the rivers’ stainless amber
To the morning mist above,
See through clouds-rifts rent asunder
Like a painted scroll unfurled,
Ridge and hollow rolling under
To the fringes of the world.

Now the weary guard are sleeping,
Now the great propellers churn,
Now the harbour lights are creeping
Into emptiness astern,
While the sentry wakes and watches
Plunging triangles of light
Where the water leaps and catches
At our escort in the night.

Great their happiness who seeing
Still with unbenighted eyes
Kin of theirs who gave them being,
Sun and earth that made them wise,
Die and feel their embers quicken
Year by year in summer time,
When the cotton grasses thicken
On the hills they used to climb.

Shall we also be as they be,
Mingled with our mother clay,
Or return no more it may be?
Who has knowledge, who shall say?
Yet we hope that from the bosom
Of our shaggy father Pan,
When the earth breaks into blossom
Richer from the dust of man,

Though the high Gods smith and slay us,
Though we come not whence we go,
As the host of Menelaus
Came there many years ago;
Yet the self-same wind shall bear us
From the same departing place
Out across the Gulf of Saros

And the peaks of Samothrace;

 

We shall pass in summer weather,
We shall come at eventide,
When the fells stand up together
And all quiet things abide;
Mixed with cloud and wind and river,
Sun-distilled in dew and rain,
One with Cumberland for ever
We shall go not forth again

——————————————

Outward Bound/ Nowall Oxland

Traducción I. Pemán

 
Hay una cascada que abandono
Corriendo por las rocas espumosas,
Hay una piscina por la que estoy de duelo
Cerca de la casa del  mirlo de agua,
Y es allí donde estaría yaciendo
Con el brezo junto a la mano,
Y el  débil  llanto del Sarapico
En medio de   los restos de Cumberland.
 
Mientras el reloj de medianoche  arroja
Pensamientos de otros días  afloran.
Puedo oír el canto del río
Al igual que los santos en el Paraíso;
Puedo ver el titileo del agua
Al igual que los ojos alegres de Pan,
Y el lento hundimiento de los cañones
Bajo la arcada de los puentes de granito.
 
¡Ah! Para ganarles de nuevo y trepar
Apoyado de nuevo en los vientos que amo,
Por los ríos de inoxidable color ámbar
Hacia la mañana nublosa  en las alturas,
Ver a través de  nubes rasgadas  hechas añicos
Al igual que un pergamino pintado desplegado  
Cresta y  hondonada ruedan bajo
Los  límites del mundo.
 
Ahora el agotado  guardia duerme,
Ahora las grandes hélices se agitan,
Ahora las luces del puerto se deslizan
Hacia la vacía popa,
Mientras el centinela se despierta y observa
Hundirse  triángulos de luz
Donde el agua salta y  captura
A nuestro escolta en la noche.
 
Inmensa la  felicidad de quienes disfrutan
Aún con  ojos ignorantes
de sus familiares, que les dieron el ser,
El sol y  tierra que les hizo sabios,
Mueren y sienten sus brasas  vivas
Año tras año, en verano,
Cuando las hierbas de algodón espesan
En las colinas que solían trepar.
 
Terminaremos también  como ellos,
Mezclados con nuestro barro primigenio ,
O ya no será  posible volver?
¿Quién lo sabrá, quien lo  dirá?
Sin embargo, esperamos que del seno
De nuestro greñudo  padre Pan,
La tierra  se abra  en flor
Enriquecida con el polvo de hombre,
 
Aunque los elevados Dioses nos aniquilen,  y nos maten
A pesar de que no venimos de donde vamos,
Como anfitrión de Menelao
Llegado allí hace muchos años;
Sin embargo, el propio viento nos guiará
Desde el mismo lugar de partida
a través del Golfo de Saros
Y los picos de Samotracia;
 
Pasaremos el tiempo de verano,
Vendremos al atardecer,
Cuando los páramos se levanten juntos
Y todas las cosas tranquilas permanezcan;
Mezcladas con la nube y el viento y el río,
Con el sol destilado en el rocío y la lluvia,
Uno con Cumberland para siempre
No nos iremos de nuevo
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: