Posteado por: ignaciopeman | noviembre 26, 2014

Reseña

David Herbert Lawrence (11 Septiembre 1885 – 2 Marzo 1930) escritor prolífico y de amplio espectro, novelista, ensayista, poeta,  más conocido como novelista que como poeta, su primera publicación (1909) fue un libro de poesía.  Aunque de salud endeble vivió intensamente, aunque de espíritu inquieto y viajero su infancia y su  tierra natural perduraron en sus sueños,  adelantado a su época sus  libros  polémicos en los medios de la época  son parte de la historia de la literatura inglesa  y no solo inglesa. No  vivió personalmente el frente ni siquiera estuvo alistado en el ejército pues a pesar de ser llamado a filas por dos veces  fue rechazado por sus problemas de salud respiratorios.  Tenía 29 años al iniciarse la guerra y se acababa  de instalar en Inglaterra junto con su esposa Frieda von Richthofen  tras haber logrado ésta el divorcio de su anterior marido y  tras una corta estancia en Munich mientras se arreglaba su divorcio. Su actitud pacifista y contraria a la guerra y su matrimonio con una alemana le granjeó la desconfianza de las autoridades británicas que le acusaron de espiar para los alemanes.  En 1917  tuvo que dejar Cornwall donde se había instalado por la acusación de los vecinos de enviar mensajes codificados al enemigo usando la ropa tendida en su casa. En parte por la desconfianza que provocaba su actitud en la Guerra,  en parte por los temas de sus novelas -The Rainbow-  publicada durante la guerra en  Septiembre de  1915-  la censura  persiguió su obra.  Hasta la reciente Cambridge Edition of the Works of D.H. Lawrence: The Poems  editado por Christopher Polinitz  en Marzo de 2013, no se había editado su obra sin censura, y en ella se  incluye algunos poemas de guerra en su día censurados por su actitud contraria  ante las campañas de los aliados. El poema aquí traducido The song of a man who has come through  fue incluido en su libro Look! We Have Come Through! publicado en el año 1917. Su interpretación ha sido objeto de múltiples lecturas. De su prefacio podría pensarse  que expresa la crisis y renovación del hombre en su mediana edad, pero lo cierto es que  también se ha querido ver  como la crisis y la esperanza ante  la guerra.  John Silkin  lo analizó en The Penguin Book of First World War Poetry Penguin books 1996 y  the Peguin Book of the First World War Poetry  lo incluye como única representación de la poesía de guerra de Lawrence. Preguntada Alicia Ostriker –reconocida poeta y crítica literaria- por la religiosidad o espiritualidad en la experiencia de escribir   contestó recitando este poema de Lawrence. Creatividad como espacio del espíritu, el  viento   del espíritu que sopla en el poema le recuerda  al versículo Evangelio de San Juan  3.8: El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu. La creatividad como el mundo nuevo, el espíritu como fuente de la creatividad, espíritu que guardan   las tres Hespérides como  guardan el jardín en el  paraíso y  que traen los tres ángeles que llaman a la puerta, nos llama la atención sobre ese lugar, al otro lado, el otro lado de la puerta, ese otro lado dentro de uno mismo, el lugar de  un nuevo mundo,  ese renacimiento que la creatividad en cada uno ilumina. Ignacio  Pemán

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: